Lourdes misma

Anoche estuve en Madrid. Fue un viaje corto. Y me robaron. Me robó un mendigo en la calle. Pero no me importa. Porque anoche estuve en Madrid.

Anoche estuve en Madrid y me robó el celular un mendigo. Pero no me importa. Porque anoche estuve en Madrid.

Anoche estuve en Madrid y me robó el celular un mendigo en Gran Vía, a la salida del metro, justo en frente a Ohm. Pero no me importa. Porque anoche estuve en Madrid.

Anoche estuve en Madrid y pude saborear un poco de lo que añoraba. Y hasta el mendigo que me robó me simpatizaba.

Anoche estuve en un Madrid onírico.
Y hoy, en un São Paulo demasiado real, me pregunto: habrá soñado conmigo el mendigo en Madrid?

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s