Igor

Lo conocí un domingo en la noche de allá. Recuerdo que lo que me llamó la atención era su forma de sonreír mientras bailaba, tan metido en la música, esa música de ese lugar que tanto nos hipnotizaba. Igor no era el más lindo, ni el más alto y mucho menos el más fuerte. Tenía una linda sonrisa, tenía una linda onda, tenía una energía libre que yo quería conocer. Quería sumergirme en esa energía, nadar en ella y quedarme ahí a vivir. Y como una mariposa atraída hacia la luz, me sentí cautivada por este personaje que aparecía en mi camino, y de alguna forma nuestros ángeles nos hicieron bailar cerca y conocernos.

Él ni lo sabe, pero con Igor descubrí otro mundo, un mundo escondido y paralelo al que vivía de día. Un mundo en el que todos se aceptan, todos luchan por sus vidas y por salir adelante, pero donde no dejan de divertirse. Con Igor no íbamos a durar para siempre, y lo sabíamos, pero disfrutamos tanto del poquísimo tiempo juntos que los recuerdos de sensaciones que tuve en aquel entonces quedarán conmigo para siempre. No podría ni decirte qué apellido tiene, ni cuál es su color favorito, ni qué estará haciendo ahora. No tenía email, no tenía facebook, ni sabía realmente de la existencia de twitter. Era un alma libre, en su mundo aún más libre. Lo que sí podría decirte es que tenía la sonrisa más linda que le he visto a alguien al bailar.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s