Volando voy, llorando vengo –

Sobrevolando Brasil, Lourdes me escribía esto:

A vos el avión también te hace llorar?
El despegue tiene algo que me trae melancolía. Entristecimiento… quizás por la vida que me pasé despidiendo a amigos, familiares y ciudades. O capaz no solamente la gente con mi estilo de vida siente esto, sino que es algo hasta más común, algo que la gran mayoría siente pero nadie menciona.
Talvez sea el ruido del motor que me genera algo Interior, o quién sabe – yo solamente sé que cuando me subo a un avión, sea tras unas lindas vacaciones o porque me mudo, el nudo en la garganta siempre aparece y pocas veces logro controlar que no caiga alguna que otra lágrima. Y ni decirte si es un vuelo de noche – algo de la oscuridad de afuera sumada a la oscuridad del avión hace que no contenga las lágrimas, sin importarme quien está a mi alrededor.
No tengo yo el control, es algo más fuerte que yo, que se apodera y toma cuenta de mí.
Y no lo razonemos porque las cuestiones del Interior muchas veces no se razonan.
Bueno, es eso, quería escribirte una notita, dejar ahora en tus manos este tema.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s