Poeta en el bar

Recuerdo que una vez en un bar en Brasil, hace muchos años, estuve escribiendo en  servilletas frases  cortas que se me iban ocurriendo mientras hablaba de temas, que en aquel entonces parecían profundos, con dos amigos. (Las caipirinhas ayudan a sacar el poeta que tenés adentro.)
Recuerdo también aquel barcito con frases de anónimos escritas por todas las paredes. Casi no hace falta ir acompañado al lugar, la lectura te mantiene ocupado.
Recuerdo también ver a aquel señor misterioso, de barba larga blanca y pinta de bohemio, escribiendo en su cuaderno en aquel bar en Madrid. Lo veía siempre por ahí, tomando un café o a veces, cuando se lo permitía, una clara con limón. Pinta de poeta loco, o simplemente un loco al que le gustaba anotar ideas.

Y un buen día me encuentro con que sacan un libro que se titula “Poesía de barra. Un bar de poemas” y me pareció tan genial la idea y me hizo recordar todo lo anterior. Lamentablemente, acá no lo venden.

Para ver más del libro hagan clic acá.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s